Espere mientras se carga el contenido...
Cargando página
Los grandes políticos deben su reputación, cuando no a la pura casualidad, a circunstancias que ellos mismos no podían prever.
( Otto von Bismark - 1815-1898. Político alemán.)