Espere mientras se carga el contenido...
Cargando página
Llorar, sí; pero llorar de pie, trabajando; vale más sembrar una cosecha que llorar por lo que se perdió.
( Alejandro Casona)