Espere mientras se carga el contenido...
Cargando página
Acusar a los demás de los infortunios propios es un signo de falta de educación. Acusarse a uno mismo, demuestra que la educación ha comenzado.
( Epicteto de Frigia - 50-135. Filósofo grecolatino.)