Espere mientras se carga el contenido...
Cargando página
Un hombre desenfrenado no puede inspirar afecto; es insociable y cierra la puerta a la amistad.
( Sócrates - 470 AC-399 AC. Filósofo griego.)