Espere mientras se carga el contenido...
Cargando página
Las heridas que te causa quien te quiere, son preferibles a los besos engañadores de quien te odia.
( Salomón - 970 AC-931 AC. Rey de Israel)