Espere mientras se carga el contenido...
Cargando página
La Biblia enseña a amar a nuestros enemigos como si fueran nuestros amigos, posiblemente porque son los mismos.
( Vittorio de Sica)