Espere mientras se carga el contenido...
Cargando página
El castigo del embustero es no ser creído, aun cuando diga la verdad.
( Aristóteles - 384 AC-322 AC. Filósofo griego)