Espere mientras se carga el contenido...
Cargando página
Modestamente, la televisión no es culpable de nada. Es un espejo en el que nos miramos todos, y al mirarnos nos reflejamos.
( Jaime de Armiñán - 1935-?. Escritor español.)