Espere mientras se carga el contenido...
Cargando página
Entristécete no porque los hombres no te conozcan, sino porque tú no conoces a los hombres.
( Confucio - 551 AC-478 AC. Filósofo chino.)