Espere mientras se carga el contenido...
Cargando página
La mujer es, reconozcámoslo, un animal inepto y estúpido aunque agradable y gracioso.
( Erasmo de Rotterdam)