Espere mientras se carga el contenido...
Cargando página
Los hombres casados son horriblemente aburridos cuando son buenos maridos, e insoportablemente presumidos cuando no lo son.
( Oscar Wilde - 1854-1900. Dramaturgo y novelista irlandés.)