Espere mientras se carga el contenido...
Cargando página
A un alma se le mide por la amplitud de sus deseos, del mismo modo que se juzga de antemano una catedral por la altura de sus torres.
( Gustave Flaubert - 1821-1880. Escritor francés.)