Espere mientras se carga el contenido...
Cargando página
No creo que Dios quiera exactamente que seamos felices, quiere que seamos capaces de amar y de ser amados, quiere que maduremos, y yo sugiero que precisamente porque Dios nos ama nos concedió el don de sufrir; o por decirlo de otro modo: el dolor es el me
( Clive Staples Lewis - 1898-1963. Escritor británico.)