Espere mientras se carga el contenido...
Cargando página
No hay quien sea enteramente inaccesible a la adulación, porque el hombre mismo que manifieste aborrecerla, en alabándole de esto es adulado con placer suyo.
( William Shakespeare - 1564-1616. Escritor británico.)